sábado, julio 05, 2008

Implicaciones de la liberación de Ingrid Betancourt.

Cuando nadie lo esperaba apareció en escena la liberación de Ingrid Betancourt, la joya mas preciada de las FARC, como ellos mismos la habían llamado- Las informaciones indican que el ejercito de Colombia realizó una impecable misión de inteligencia militar que concluyó con la simulación de un traslado humanitario de los secuestrados a un punto no señalado por el gobierno, pero que bien podría ser alguno de los países vecinos que han demostrado alguna solidaridad con la lucha de las FARC, es decir, Venezuela, Ecuador, Nicaragua o Cuba, pero en realidad todo era un engaño para liberar a los secuestrados evitando un enfrentamiento con los irregulares.

Esta victoria del ejercito colombiano pone en evidencia la debilidad del grupo irregular que ha venido sufriendo una serie de reveces en cadena que apuntan a la necesidad de un cambio de estrategia que pasa por una rendición de los líderes con miras a integrarse a la lucha política dejando atrás la lucha armada. Pero el gobiernote Uribe hasta ahora solo les ofrece el exilio en un país neutral a cambio de la rendición.

Chávez por su parte parece estar claro de la crítica situación de la guerrilla y les ha pedido deponer las armas. No sabemos si espera tener a los rendidos como sus aliados en el proyecto de revolución continental o preferirá permanecer al margen de la evidente derrota del grupo que en un momento dado trató como una fuerza legítima del pueblo colombiano en un proceso revolucionario con el que pudo haber tenido muchas coincidencias en un momento dado.

Por lo pronto la actitud de los grupos de izquierda del continente ha sido minimizar la victoria de las fuerzas armadas colombianas lanzando las especies de que se pagó un rescate de veinte millones de dólares y que en la misión participaron fuerzas norteamericanas e israelitas, todo lo cual ha sido negado por los organismos oficiales colombianos.

Sobre Ingrid Betancourt los mismos medios de la izquierda a los que nos referimos han dicho que es una representante de la más rancia oligarquía colombiana recordando que su padre fue ministro de la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla y embajador en París de los gobiernos que depusieron al dictador, y que la señora no dudó en cuadrarse con el gobierno de Uribe.

Lo cierto es que la revolución continental de Chávez está en jaque en este momento y ha perdido un importante bastión en el territorio colombiano y seguramente no tardará en plantear una nueva estrategia para recuperar el terreno perdido. Por ahora se reunirá con Uribe y tratará de recuperar algunas posiciones perdidas, sin olvidar que el tiempo corre implacable y que el 2.013 está a la vuelta de la esquina sin que ningún líder aparezca en la escena venezolana con la fuerza suficiente para tomar las riendas de su proyecto.