miércoles, junio 10, 2009

La conspiración.

Un viejo chiste definía de la siguiente manera a los venezolanos: Un venezolano es un candidato presidencial dos venezolanos una conspiración, tres venezolanos un partido político y cuatro venezolanos una partida de dominó.

La definición es mucho anterior a esta conmocionada época que rimbombantemente ha sido bautizada por los seguidores del gobierno como la quinta República o la revolución bolivariana, así que la idiosincrasia del pueblo parece no haber cambiado mucho.

En Venezuela hablar mal del gobierno es un deporte nacional, cualquiera podía podía ser candidato a la presidencia o a cualquier cargo de elección popular y cualquiera podía fundar un partido político, solo bastaban las ganas y el apoyo del circulo de amigos mas cercanos.

El dominó era complemento de esos ejercicios intelectuales que por lo general no llevaban a nada, así la candidatura, el partido político y la conspiración eran solo la preparación para la actividad realmente seria: el juego de dominó.

Al Contralmirante Huizi Clavier lo grabaron en una conversación telefonica hablando con un tal Edgar, aún por identificar, hablando mal no solo del gobierno, sino también de la oposición y el escándalo que se ha armado ha sido de ligas mayores.

Obviamente Huzi no es cualquier Edgar, aunque no sabemos quien es Edgar, Huizi es un importante oficial en retiro, vocero del Frente Institucional Militar que agrupa a oficiales en retiro, frecuentemente invitado a programas de radio y televisión.

Hay quienes dicen que la paranoia se ha adueñado de los mas altos estamentos del gobierno. No son tiempos fáciles, pero pedimos encarecidamente a los personeros del Estado que no nos vayan a vulnerar el sagrado derecho que tenemos de jugar dominó.