martes, marzo 04, 2008

Estamos en guerra.

Según el ministro Ramón Rodríguez Chacín la guerra de cuarta generación comenzó, esto lo dijo en la Asamblea Nacional y ciertamente en el conflicto que se inició el sábado con la operación que se dio en el Ecuador en el cual se puso fin a la vida de Raúl Reyes, el comandante de las FARC hay muchos factores que dan cuenta de que estamos en los inicios de una guerra asimétrica.

Aunque aparentemente estamos en presencia de un enfrentamiento entre dos países con características similares, Colombia contra Venezuela apoyando a Ecuador, la realidad es diferente. Venezuela representa a un eje ideológicamente identificado con una izquierda radical en el cual estaban definitivamente alineados Cuba, Bolivia y Nicaragua, mientras que otros países como Brasil, Argentina, Uruguay y Ecuador participaban sin asumir posiciones extremas. Además de estas alianzas Venezuela había venido promoviendo un grupo político, La Asamblea Bolivariana de los Pueblos, conformados por organizaciones de izquierda, no necesariamente gubernamentales de entre las cuales se encuentran los grupos mas radicales del continente.

En honor a la verdad, las FARC nunca participaron formalmente en la Asamblea Bolivariana de los Pueblos, pero se tuvieron noticias de que algunos de sus miembros participaron como oyentes. Siempre se supo de las simpatías de las FARC hacia Chávez, al punto de que se auto proclamaron una fuerza bolivariana, pero la posición de Chávez ante la opinión pública siempre fue pedirle a los grupos guerrilleros integrarse a la vida política a través de conversaciones de paz para así poder optar por la vía del voto a posiciones de poder en su país.

Pero la situación parece haber cambiado, con la reacción de Chávez ante el ataque colombiano al campamento de las FARC en Ecuador y la declaración de Rodríguez Chacín parece haberse iniciado una nueva fase en el proceso venezolano que parece tener dirección hacia una escalada bélica continental, partiendo de la hipótesis de que Colombia no actúa por si sino como representante de los intereses norteamericanos, lo cual en palabras de Chávez la convierte en la Israel de América Latina.

El papel de Cuba y de Fidel Castro parecen estar muy por debajo del protagonismo que se ha dado a Hugo Chávez y Venezuela, incluso las acusaciones de Colombia con base en los archivos del computador de Raúl Reyes no tocan para nada al gobierno de la Isla ni a su líder fundamental, pero estamos seguros que este tiene mucho que ver en los sucesos recientes.

La situación no puede ser mas grave, pues la guerra de cuarta generación se permite acciones terroristas y en eso las FARC tienen un amplio prontuario, al punto que los círculos bolivarianos y las organizaciones comandadas por Lina Ron, quienes ya se manifestaron llamando al pueblo a defender las ciudades de Venezuela, son poco menos que caricaturas de esta organización terrorista y las FARC parecen ser el alido de Venezuela en esta guerra que proclama Rodríguez Chacín.

1 comentario:

Johana dijo...

Buenos días,

necesito testimonios de bloggers colombianos, ecuatorianos y venezolanos (y de ser posible fotos, videos, caricaturas o ilustraciones de amateurs) con sus opiniones sobre los últimos acontecimientos entre Colombia, Ecuador y Venezuela o del tema de las FARC/Gob. Colombiano en general.

Soy periodista y trabajo para la página web de una prestigiosa TV francesa que desea sumar "miradas locales" a su tratamiento de este conflicto.

Si les interesa participar, por favor responder a la brevedad a johanakunin@yahoo.es

saludos cordiales

Johana Kunin